Colección realizada por PLAF_estudio y producida por la Real Fábrica de Cristales inspirada en la sociedad madrileña del siglo XVIII. Desde entonces los artesanos de la fábrica trabajan el soplado de vidrio con caña, técnica con la que han sido producidas todas las piezas.  El mantenimiento de esta tradición y la recuperación de antiguos moldes de hierro fundido de la gran colección que pertenece a la institución han sido dos factores claves para crear una colección de objetos cotidianos de gran calidad que fusionan el saber hacer y la experiencia con el diseño del siglo XXI.

JARRÓN CARLOS

La austeridad y la no ornamentación son dos de las características de esta pieza que hace referencia al monarca Carlos III.  Dos contenedores de cristal separados por una anilla de metacrilato que pueden utilizarse de manera conjunta o separada dependiendo del arreglo floral.

Modelos disponibles: transparente con tubo interior rosa moteado y rosa exterior e interior.

JARRÓN LUIS

La pomposidad en la corte de Luis XVII y el número de capas utilizadas en su vestimenta nos inspira la forma de este jarrón que al igual que el anterior dispone de dos contenedores de cristal separados por una anilla de metacrilato que pueden utilizarse de manera conjunta o separada dependiendo del arreglo floral.

Modelos disponibles: azul con tubo interior transparente gallonado y transparente con tubo interior azul moteado.

JARRÓN TOÑETA

La cabeza guillotinada de María Antonieta es la imagen que se quiere reflejar este delicado y vivo violetero con boca girada que descansa sobre un pie de metacrilato.

Modelos disponibles: pie color rosa y amarillo flúor.

GARRAFA PETIMETRE

La garrafa puede ser utilizada en todas las dependencias del hogar, pero su lugar por excelencia es la mesilla de noche y se convierte en confidente de secretos, como los petimetres con las damas dieciochescas.

CANDELABROS MAJOS

Estas delicadas piezas son un homenaje a las lámparas de araña Real Fábrica de Cristales de La Granja. El dibujo y la textura tradicional de sus brazos se replican en estos candelabros que varían la sinuosa forma tradicional para convertirse en una U capaz de sostener dos velas.

PORTAVELAS MAJAS

Las famosas redecillas que recogen el pelo de las majas madrileñas son un elemento característico de sus vestimentas y fue la inspiración para crear la textura de las asas de nuestros portavelas para velas largas o velas de té. Una pieza pequeña y castiza que alumbra el hogar.

¿Quieres hacerte con alguna de nuestras piezas? Entra en nuestra tienda online y estarán disponibles a un solo click. Si deseas recibir más información sobre el proyecto ponte en contacto con nosotras en hola@plafestudio.com, estaremos encantadas de atenderte.